Seleccionar página

Cerrajeros 24 horas
Son muchas las razones por las cuales se puede llegar a atascar una persiana metálica, entre las que podemos mencionar: recibir algún golpe por accidente, rompimiento de la lama o cinta, efecto de la acción del medio ambiente (lluvia, viento o granizo), entre otras razones.
No importa cuál sea la razón, el hecho es que la situación de tener una persiana metálica atascada es bastantes molesto y hasta peligroso, puesto que la mayoría de la veces podemos llegar a tardar mucho para lograr abrirlas o cerrarlas.
El presente artículo tiene como finalidad enseñarte como reparar una persiana metálica atascada, con la mayor facilidad y sin necesidad de recurrir a un cerrajero profesional.
Reparación de persiana metálica que no sube o baja: En este caso deberás desmontar la caja de la persiana para poder ver el estado en que se encuentra el mecanismo dentro. Después se deben quitar los flejes y tirar de la cinta del recogedor hasta que llegue al tope, procedes a girar el disco en el sentido inverso a como sube la persiana para que se recoja la cinta sacada. Luego de llevar nuevamente al tope se colocan los flejes del panel al eje y se prueba que la persiana suba con facilidad.
Reparación persiana eléctrica atascada: Si tu persiana es eléctrica y está atascada, en un principio procede a desconectar el aparato, es recomendable trabajar con el motor apagado, revisa los tornillos ya ajústalos. Por lo general estos tornillos tienen su identificación y deberás con la ayuda de un destornillador girar el tonillo hacia la derecha para añadirle recorrido o hacia la izquierda para quitarle recorrido. Si haciendo esto no logras que funcione correctamente la persiana, entonces deberás proceder a llamar al fabricante.
Reparación de persiana metálica enganchada: En ocasiones cuando las persianas se atascan son consecuencia de una lama que está floja o torcida, lo que hace que se mueva y choque con las guías. Si es esto lo que sucede se deberá desmontar la caja de la persiana y hacer el intento de subirla de forma manual hasta que pueda hallar la lama que se salió de su lugar y empujarla hasta que vuelva a entrar en su lugar.
Reparación de lamas rotas: Es posible que con el tiempo las lamas de la persiana metálica lleguen a romperse, dando como resultado que la persiana se atasque. Cuando esto sucede se deben cambiar las lamas y esto es algo muy sencillo. Aquí debes quitar los topes de la lama terminal, sacándola de la guía y retirando una a una las lamas hasta llegar a la que está rota y reemplazarla. Al terminar subes la persiana y metes la lama terminal entre las guías, bajándola completamente y vuelves a colocar los topes comprobando que la persiana funciona de manera correcta.
Rotura del motor de la persiana metálica eléctrica: Hay veces que el mal funcionamiento del motor de la persiana trae como consecuencia que la misma se atasque. Lo más aconsejable es solicitar la intervención de un técnico especializado en la materia. Recuerde que la manipulación de estos sistemas sin tener los conocimientos necesarios puede acarrear problemas irremediables.
Como se dijo al principio de este artículo, son muchas las causas que pueden ocasionar que una persiana metálica que llegue a atascar impidiendo su correcto funcionamiento. Por eso buscando tu comodidad hemos querido darte algunas de las soluciones a los problemas más comunes que pueden llegar a presentar las persianas metálicas.
Las anteriores son formas muy sencillas de reparar las persianas metálicas atascadas. Esperamos que te sean de mucha utilidad; y no olvides que si no tienes la experiencia suficiente, siempre es bueno consultar con un experto.

[Total:1    Promedio:5/5]

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies